Diferencias entre coherencia y congruencia

Una persona con mente de éxito siempre está ligada a la coherencia y la congruencia.

Entendemos por coherencia, actuar de acuerdo a lo que las otras personas esperan de ti, es decir,  comportarnos según lo socialmente esperado, según las expectativas de los demás.

El riesgo de ser demasiado coherente es que puedes llegar a sufrir si siempre actúas de acuerdo a lo que socialmente se espera de ti y no de acuerdo con tus valores.

La R.A.E. define coherencia como actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan. 

En definitiva, lo que se espera de ti.

La coherencia está muy valorada, muy bien vista, porque se asocia con el pensamiento racional y normativo.

La idea de que el ser humano es racional sigue pesando mucho a pesar de que en nuestras decisiones y comportamiento las personas no siempre nos ajustamos al criterio de racionalidad marcado por la lógica, sino que nos guiamos principalmente por nuestras emociones.

Tradicionalmente, debido al peso de la postura racional, el comportamiento socialmente aceptado era el racional, el coherente; si no razonamos con lógica, nos convertimos en seres irracionales.

Por tanto, asociamos la coherencia con la racionalidad, que tiene una valencia positiva, y la falta de coherencia con la irracionalidad, que tiene una valencia negativa.

Somos congruentes cuando lo que decimos y hacemos coincide con lo que somos, con lo que pensamos.

Podemos diferenciar los términos congruencia y coherencia en base a un pequeño matiz, el origen de los principios que se profesan; personales o externos, respectivamente.

De este modo, somos congruentes cuando actuamos de acuerdo con nuestros valores.

Ser congruente es actuar de acuerdo con nuestros principios o valores, independientemente de que coincidan o no con lo que la gente de nuestro entorno espere de nosotros.

Por lo tanto, sin congruencia no tenemos credibilidad.

“Si no actúas como piensas, vas a terminar pensando como actúas”

Buscar

Entradas populares

  • La Ley de la Atracción
    La Ley de la Atracción

    Alineando pensamientos y realidad. La Ley de la Atracción es un principio metafísico que sostiene que los pensamientos y sentimientos de una persona pueden influir directamente en los eventos y circunstancias de su vida. Según esta teoría, lo que una persona piensa y siente atraerá experiencias positivas o negativas hacia su realidad. Aunque esta ley…

  • El Autosabotaje
    El Autosabotaje

    Desafiando las barreras internas para alcanzar el éxito personal El autosabotaje, un fenómeno psicológico en el cual actuamos en contra de nuestros propios intereses y metas, puede convertirse en un obstáculo formidable en el camino hacia el éxito personal y profesional. Identificar, entender y abordar estas tendencias autodestructivas es esencial para desbloquear nuestro verdadero potencial…

  • El dinero y el éxito
    El dinero y el éxito

    Cómo ahorrar y administrar tu dinero en tu vida cotidiana y hogar. Administrar y ahorrar dinero en la vida cotidiana y en el hogar implica adoptar prácticas financieras conscientes y eficientes. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a ahorrar y administrar tu dinero de manera efectiva…

Categorías